Se encuentra en librerías Crisis alimentarias en la Edad Media. Modelos, explicaciones y representaciones. El volumen, cuya edición está a cargo de Pere Benito i Monclús (editorial Milenio, Lleida, 2013, 281 p.). Hasta hace pocos años la comprensión de las crisis alimentarias preindustriales se basaba casi exclusivamente en el modelo de las crisis de “tipo antiguo” elaborado por Ernest Labrousse en la década de 1940. Posteriormente, Michael Postan postuló una interpretación neomalthusiana de los orígenes de la Crisis bajomedieval en la que el retorno cíclico del hambre sería la consecuencia de una ruptura del equilibrio entre una población en crecimiento y unos recursos alimenticios que, sometidos a las limitaciones estructurales de la agricultura medieval y a la ley de rendimientos decrecientes, resultarían insucientes hacia 1300. En el marco de una productividad estancada y unos bajos rendimientos de los cereales, una climatología adversa tenía casi siempre efectos nocivos sobre la producción. A los condicionantes estructurales de la agricultura medieval, se le añadían el predominio de reflejos autárquicos entre los campesinos y el peso de la renta señorial sobre la producción agraria como un factor que impedía a amplios estratos del campesinado acumular reservas y llevarlas al mercado, así como la inexistencia de un comercio cerealista significativo antes del siglo .

En las dos últimas décadas, todas estas ideas han sido objeto de una profunda revisión historiográfica. En este contexto, en febrero de 2010, una destacada representación internacional de especialistas se reunió en la Universidad de Lleida con el objetivo de revisar los modelos empleados en el análisis e interpretación de las crisis alimentarias preindustriales y evaluar su grado de validez a la luz de las investigaciones recientes sobre el periodo medieval. Los textos que se reúnen en este volumen corresponden a las ponencias leídas y discutidas en esta reunión científica. A través de ellos el lector descubrirá una visión compleja de la causalidad de las crisis alimentarias en la que las malas cosechas no son causa necesaria ni suficiente para el desencadenamiento de la hambruna, en la que factores exógenos como el comercio de cereales, la guerra, la política frumentaria de las ciudades y la fiscalidad tienen una incidencia decisiva en el origen y desarrollo de las crisis, y en la que el mercado y la especulación ocupan un lugar central en la definición de la carestía. Descubrirá también cómo conceptos fundamentales del “entitlement approach” del economista Amartya Sen para la interpretación de las hambrunas contemporáneas resultan plenamente aplicables al análisis de las crisis alimentarias preindustriales.Crisis-alimentarias-en-la-Edad-Media-Modelos-explicaciones-y-representaciones-i1n9860290